Puedes comprar y vender los títulos valor cuando tú quieras, las veces que quieras. No existen restricciones. Los tiempos y precios de venta o compra se pueden ver afectados por la demanda y oferta de esos títulos valor en el mercado. De igual manera ten en cuenta los costos de las comisiones por cada transacción que realices.