La RENTA VARIABLE como dice su nombre son títulos cuyos rendimientos no son determinados ni garantizables, suelen cambiar (variar) dependiendo de los resultados de las compañías cuyo capital representan. En términos más simples, son acciones o participaciones en una empresa. Las ganancias o pérdidas de este tipo de papel son determinado por tres factores, los dividendos, aumentos de capital, o el cambio en el precio de la acción.