Las juntas de accionistas son abiertas a todas las personas que tienen acciones de la empresa. La ley del Ecuador establece que se debe hacer una llamada a junta a través de medios impresos a todos los accionistas por lo menos 7 días previos a la junta. Para poder participar, e incluso votar, es necesario que el accionista este acreditado para lo cual se necesita una forma de identificación (Cedula o pasaporte).